JooMix
esarzh-TWenfrdeiwitjaptru

Top 10: Los peores alfajores según un especialista DESTACADO

Si aún no los probaste, estás a tiempo. Este especialista no te recomienda invertir tu dinero en estos "alfajores indignos". ¿Coincidís con él?

Facundo Calabró tiene 20 años y es un “alfajómano”. Administra un conocido blog llamado El Alfajor Perdido en el que incluye reseñas y microensayos que giran alrededor de este dulce snack que tanto fanatismo genera entre algunos argentinos.

En una entrevista con Clarín, Calabró hizo uso de su vasto conocimiento y experiencia en el tema para elaborar una lista que te ahorrará mucho dinero y algunos disgustos si sos un fan declarado de los alfajores. 

Estos son, a su entender, los 10 peores alfajores del mercado. Si aún no los probaste, estás a tiempo. ¡No los pruebes!

El dato

Facundo confirmó su asistencia a La Fiesta Nacional del Alfajor que se realizará los días 14, 15 y 16 de octubre en La Falda.

  1. Alfajor Ser. “Ni la ausencia de grasas trans alcanzan a disimular la traición simbólica que entraña su concepto de alfajor dietético”, asegura el especialista.
  2. Chocoarroz. Llamar “alfajor” a dos tapas superpuestas de arroz inflado es un “exceso que cometen los genios publicitarios”, concluye.
  3. Bon o Bon. Reemplazar el dulce de leche por crema de mani no es negocioble para este especialista en alfajores. El resultado es un “esperpento dulzón sin equilibrio ni gracia”.
  4. Open 25. Para Calabró, en este caso, el envoltorio espantoso es coherente con el sabor del alfajor.
  5. Café Martínez. “Un alfajor plebeyo con un precio de elite”, de esta manera define el especialista a este alfajor.
  6. Carrefour. El alfajor marca Carrefour es, para Facundo, “un alimento sin ninguna clase de aspiración, falto de amor y de esfuerzo”.
  7. Escolar. Un alfajor donde el chocolate “no es chocolate” y hay “pocos rastros” del dulce.
  8. Terrabusi. Si, aunque este alfajor quizás esté entre tus favoritos, para Calabró perdió la gloria que ostentaba en los años ochenta. “La empresa se vendió a una multinacional y los sucesivos abaratamientos de costos transformaron aquella gran golosina en el producto granuloso e insípido que es hoy”, asegura el especialista.
  9. Tatín. Y ahí nombra también a los Guaymallén, su rival directo. Para Facundo, estos dulces carecen, principalmente, de una buena cobertura. Tienen un baño de repostería estilo “cera de vela”.
  10. Fulbito. “Carece de cobertura, pesa 25 gramos y convendría sincerar que más que de mousse, el alfajor está relleno de grasa con sabor a maní”, resume Calabró.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…