JooMix
esarzh-TWenfrdeiwitjaptru

 

PorSanatorio Allende 
 
 
Saber de qué se trata la trombosis representa una prioridad, ya que es una de las enfermedades con mayor incidencia a nivel mundial. Sanatorio Allende te propone conocer más sobre una afección de la que poco se habla.

Pese a que es una enfermedad poco conocida, la trombosis venosa se constituye, luego del infarto agudo de miocardio y del accidente cerebrovascular, en la tercera enfermedad vascular más frecuente dentro de este grupo. 

Esta afección se produce por la presencia de un coágulo dentro de una vena que, si bien puede afectar a cualquier parte del cuerpo, frecuentemente ocurre en los miembros inferiores.

Las trombosis venosas pueden obstruir tanto al sistema venoso superficial como al profundo, siendo este último de mayor riesgo y complejidad para su tratamiento. La gravedad de esta enfermedad se incrementa cuando se produce un desprendimiento de una porción del coágulo, el cual viaja por el torrente sanguíneo hasta impactar en una vena de menor calibre que el diámetro que este tiene, lo que produce una embolia. Habitualmente, sucede en los pulmones y causa falta de aire, dolor torácico, (principalmente a los costados), palpitaciones y hasta síntomas más severos como tensión arterial baja o síncope. Frente a estos síntomas, es importante una consulta de forma urgente al servicio de guardia del centro de salud más cercano.

Considerando las dificultades asociadas a esta enfermedad, el diagnóstico temprano y preciso resulta de gran importancia.

La trombosis venosa en extremidades se caracteriza por el dolor en la pantorrilla, cambio de color de la pierna y calambres. (Sanatorio Allende)

La trombosis venosa en extremidades se caracteriza por el dolor en la pantorrilla, cambio de color de la pierna y calambres. (Sanatorio Allende) 

 

Por su parte, los síntomas de la trombosis venosa en extremidades, los cuales pueden iniciarse bruscamente o progresar día a día, se caracterizan por dolor (generalmente con origen en la pantorrilla), hinchazón que no cede con el reposo, sensación de calor en la zona afectada, cambio en el color de la pierna o evidente enrojecimiento, y calambres. 

Hay situaciones que predisponen esta enfermedad, la utilización de yeso, cirugías de cadera y rodilla, donde la circulación de la sangre se vuelve lenta. (Sanatorio Allende)

Hay situaciones que predisponen esta enfermedad, la utilización de yeso, cirugías de cadera y rodilla, donde la circulación de la sangre se vuelve lenta. (Sanatorio Allende)

 

Existen situaciones que predisponen a esta enfermedad, tales como viajes de larga duración (los que superan las cuatro horas de vuelo), inmovilización prolongada, utilización de férula o yeso, cirugías (principalmente las de cadera y rodilla) o tumores, circunstancias que pueden provocar que la circulación de la sangre se vuelva más lenta. Del mismo modo, algunos medicamentos favorecen las trombosis. Es el caso de los estrógenos que se utilizan en los anticonceptivos orales o en las terapias de reemplazo hormonal, los cuales “hiperestimulan” el sistema de coagulación. 

Los viajes de larga duración, por ejemplo que superen las cuatro horas de vuelo, por una inmovilización prolongada. (Sanatorio Allende)

Los viajes de larga duración, por ejemplo que superen las cuatro horas de vuelo, por una inmovilización prolongada. (Sanatorio Allende)

 

Debido a esto, si el médico ginecólogo prescribe medicamentos con estrógenos, ya sea como método anticonceptivo o por otra situación clínica, es importante informar la presencia de várices, si algún miembro directo de la familia ha presentado trombosis o si existieron episodios previos a esta enfermedad, ya que en ese caso no sería la medicación más apropiada. 

Cabe destacar que esto no sucede en todos los casos, ya que a cada situación de las anteriormente mencionadas se suman otros factores de riesgo que pueden incrementar la probabilidad de que ocurra una trombosis venosa, tales como la obesidad o el hábito de fumar. Actualmente, esta enfermedad es considerada una afección cuya causa es multifactorial, es decir, a la inmovilización en un paciente se suma, por ejemplo, el consumo de anticonceptivos, o un paciente que realiza un viaje prolongado y tiene, además, várices y es fumador.

Existen alteraciones de la coagulación que pueden ser hereditarias o adquiridas, las cuales favorecen el desarrollo de las trombosis. Para la detección de dichas alteraciones se requieren estudios especializados y de alta complejidad. 

Algunas recomendaciones para tener en cuenta en caso de tener que realizar un largo viaje. (Sanatorio Allende)

Algunas recomendaciones para tener en cuenta en caso de tener que realizar un largo viaje. (Sanatorio Allende)

 

El tratamiento de esta enfermedad se basa en la utilización de anticoagulantes con el objetivo de intentar disolver el coágulo formado y evitar que la trombosis se extienda o progrese. En los últimos cinco años se han desarrollado nuevos anticoagulantes, denominados directos, los cuales facilitaron el tratamiento de esta enfermedad por no requerir una monitorización tan frecuente como lo obligaban los anticoagulantes tradicionales o cumarínicos. 

Cuanto antes se inicie el tratamiento, más efectivo resulta ser.

Actualmente, existen diferentes tipos de anticoagulantes que pueden adaptarse a cada paciente, pese a existir situaciones concretas en las que se recomienda un tipo de anticoagulante frente a otro. El Servicio de Hematología del sanatorio Allende cuenta con médicos especializados en la detección y tratamiento de la trombosis venosa y de la hemostasia, adaptando cada abordaje a cada caso en particular.

Lo más importante de esta enfermedad es la prevención: la medida más significativa para protegerse de ella es conocer los factores predisponentes y los síntomas para saber si nos encontramos en riesgo.

La diabetes es una de las principales causas de ceguera, enfermedad renal crónica y amputaciones no traumáticas en adultos. Si bien esas son las complicaciones más conocidas de la enfermedad, muchos ignoran la fuerte asociación con los problemas cardiovasculares. Los pacientes con diabetes tipo 2 tienen un alto riesgo de sufrir trastornos como enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular (ACV), enfermedad arterial periférica, miocardiopatía e insuficiencia cardíaca. Y tienen entre dos y cuatro veces más probabilidades de morir por enfermedades del corazón que quienes no viven con diabetes

 

El impacto de las enfermedades cardiovasculares en pacientes con diabetes es enorme y va en aumento. En primer lugar, podría explicarse porque la incidencia de diabetes aumenta con la edad y el número de personas mayores está creciendo rápidamente. En segundo lugar, el tratamiento con insulina para las personas con diabetes tipo 1 ha prolongado sus vidas y con cada año de vida adicional se acrecienta el riesgo de complicaciones cardiovasculares. En tercer lugar, la diabetes tipo 2 se produce a una edad más temprana en personas obesas y con sobrepeso y la prevalencia de la obesidad está aumentando en el mundo.

 

La diabetes es tratable pero, incluso cuando los niveles de glucosa están bajo control, aumenta en gran medida el riesgo de enfermedad cardíaca y ACV. Eso se debe a que las personas con diabetes pueden tener las siguientes afecciones y hábitos que contribuyen a desarrollar enfermedad cardiovascular:

Presión arterial alta: cuando los pacientes tienen hipertensión y diabetes, combinación muy común, su riesgo de enfermedad cardiovascular se duplica.

 

Colesterol anormal y triglicéridos altos: los pacientes con diabetes a menudo tienen niveles de colesterol no saludables que incluyen colesterol LDL ("malo") alto, colesterol HDL bajo ("bueno") y triglicéridos altos.

 

Obesidad: la obesidad es un importante factor de riesgo de enfermedad cardiovascular y se ha asociado con la resistencia a la insulina. La pérdida de peso puede mejorar el riesgo cardiovascular, disminuir la concentración de insulina y aumentar la sensibilidad a ella. La obesidad y la resistencia a la insulina también se han asociado con otros factores de riesgo, incluida la presión arterial alta.

Sedentarismo: es otro importante factor de riesgo modificable. Hacer ejercicio y perder peso puede prevenir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2, reducir la presión arterial y ayudar a reducir el riesgo de ataque cardíaco y ACV.

Azúcares en sangre mal controlados: la diabetes puede hacer que el nivel de azúcar en la sangre se eleve a niveles peligrosos y suelen necesitarse medicamentos para controlarlo.

Tabaquismo: fumar pone a las personas en mayor riesgo de enfermedad cardíaca y ACV.

Una razón importante para estar más atento a las complicaciones cardiovasculares de la diabetes reside en los resultados positivos logrados en ensayos clínicos recientes. Estos ensayos mostraron que la reducción de los niveles de LDL (colesterol “malo) provocó una disminución notable de los principales eventos coronarios en pacientes con diabetes tipo 2.

Otros ensayos de reducción de la presión arterial también mostraron una reducción en los eventos cardiovasculares en pacientes con diabetes y de manera reciente algunas drogas antidiabéticas modernas del grupo de los ISGLT2 han evidenciado mejoría en la mortalidad cardiovascular y en las internaciones por insuficiencia cardíaca.

El objetivo sanitario es la prevención de la diabetes y sus complicaciones. Es necesario comprender mejor las causas y los factores que contribuyen al exceso de riesgo de enfermedades cardiovasculares prematuras y desarrollar e implementar mejores intervenciones.

Además, es necesario aumentar el uso de las herramientas disponibles para el control de la diabetes, mediante el control de los factores de riesgo para prevenir o mitigar las complicaciones de la enfermedad y a través de un mejor tratamiento de las mismas.

*Gabriel Waisman (M.N. 60684) es profesor asociado de Medicina del Instituto Universitario del Hospital Italiano de Buenos Aires (HIBA), director de la Carrera de Especialistas de Medicina Interna de la Universidad de Buenos Aires, jefe de Servicio de Clínica Médica y jefe de Sección Hipertensión Arterial del HIBA.

 

 

 

 

 

Es el producto "El Mendocino", que no puede ser comercializado, usado o distribuido en toda Argentina. También prohibió el uso y la distribución del antiséptico BIOSAN-214.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la comercialización, uso y distribución en toda Argentina del aceite de oliva extra virgen “El Mendocino”.

 

Anmat prohibió comercializar una marca de aceite de oliva (Foto ilustrativa)

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la comercialización, uso y distribución en toda Argentina del aceite de oliva extra virgen “El Mendocino”.

 

A través de la disposición 11474-E/2017, se explica que “el producto se halla en infracción al artículo 3° de la Ley 18284, al artículo 3° del Anexo II del Decreto 2126/71 y a los artículos 6 bis y 155 del CAA por carecer de autorización de producto al consignar en el rótulo un número de registro inexistente, resultando ser un alimento falsamente rotulado y en consecuencia ilegal".

La ANMAT agrega que “por tratarse de un producto que no puede ser identificado en forma fehaciente y clara como producido, elaborado y/o fraccionado en un establecimiento determinado, no podrá ser elaborado en ninguna parte del país, ni comercializado ni expendido en el territorio de la República de acuerdo a lo normado por el Artículo 9° de la Ley 18284″.

Por otra parte, también prohibió el uso y la distribucón del antiséptico BIOSAN-214 "a fin de proteger a eventuales adquirientes y usuarios del producto involucrado”.

El organismo indica que “tanto la firma como el producto carecen de autorización, el rótulo resulta inapropiado y confuso por lo que podría tratarse de un medicamento o un producto médico".

Según el rótulo del producto "BIOSAN-214 es un antiséptico para uso general de muy alta efectividad, activo sobre bacterias, hongos y algas, con un muy amplio espectro de acción. Para desinfección general, se recomienda aplicarlo en diluciones de 1 a 10 directamente sobre la superficie a tratar. Mediante un atomizador o simplemente con un paño humedecido en el producto”.

 
 
 
 
 

Brinkmann: Gabriel Consci del INCUCAI recordó la importancia de sumarse al Registro Nacional de Donantes

Invitado por la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos, el técnico de INCUCAI, (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante), Dr. Gabriel Consci, brindo una charla informativa sobre la importancia de “Donación de Medula Ósea”. En dialogo con LA RADIO 102.9 Consci adelanto que “el 23 de noviembre haremos una campaña de extracción de sangre para quienes quieran ser donantes de medula osea, en Morteros por la mañana y en Brinkmann por lña tarde”. Destaco que “La inscripción en el Registro es un acto solidario y voluntario que tiene el propósito de facilitar los trasplantes de CPH (células progenitoras hematopoyéticas) a pacientes que no poseen donantes compatibles en su grupo familiar. Cuánto más variantes genéticas de donantes inscriptos existen, mayores son las posibilidades de los pacientes de encontrar una respuesta adecuada a la necesidad de trasplante.

El Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) es la entidad argentina que se encarga de la incorporación de donantes voluntarios de células para ser utilizadas en trasplante.

 

Cada año, cientos de personas son diagnosticadas con enfermedades hematológicas que pueden ser tratadas con un trasplante de CPH. Sin embargo, sólo el 25% de estos pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar. Los demás, deben recurrir a un donante no emparentado. Para facilitar el acceso a dicha práctica, existen los registros de donantes voluntarios.

 

El Registro Nacional de Donantes de CPH argentino, creado por la Ley 25.392, funciona dentro del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI) y forma parte de la Red internacional Bone Marrow Donors Worldwide (BMDW), que agrupa registros de más de 40 países.

Sus objetivos principales son:
• Conformar una base de datos de donantes tipificados por su histocompatibilidad por HLA (Antígenos Leucocitarios Humanos)
• Unir la base de datos local a la Red Internacional (BMDW)
• Organizar las búsquedas de donantes para pacientes con indicación de trasplante de CPH
• Coordinar el proceso de procuración y traslado de células para trasplante
• La inscripción en el Registro es un acto solidario y voluntario que tiene el propósito de facilitar los trasplantes de CPH a pacientes que no poseen donantes compatibles en su grupo familiar. Cuántos más variantes genéticas de donantes inscriptos existen, mayores son las posibilidades de los pacientes de encontrar una respuesta adecuada a la necesidad de trasplante.

¿Qué son las Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH)?
Las Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) son las encargadas de producir los componentes de la sangre. Son células madres, es decir células inmaduras que tienen la capacidad de dividirse y diferenciarse para dar origen a todos los tipos celulares maduros presentes en la sangre: glóbulos rojos, que transportan el oxígeno a los tejidos; glóbulos blancos, que combaten las infecciones en el organismo y se ocupan de la vigilancia inmunológica; y plaquetas, que participan del proceso de coagulación de la sangre. Estas células se pueden donar en vida y se utilizan en pacientes con indicación de trasplante de médula ósea.
¿En qué parte del cuerpo se ubican las CPH?
Las CPH se encuentran en la médula ósea humana que es un tejido esponjoso, ubicado en la parte central de los huesos, donde se fabrican las células sanguíneas. Estas células también se encuentran en la sangre del cordón umbilical y en la placenta del bebé recién nacido. No debe confundirse la médula ósea con la médula espinal, que es un cordón nervioso ubicado dentro del canal raquídeo.

¿Quién necesita un trasplante de CPH?


Cada año a cientos de personas les diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplástica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficit inmunológico. Estas enfermedades pueden ser tratadas con un trasplante de CPH, conocido popularmente como trasplante de médula ósea.

 

¿Cómo es el trasplante de CPH?


En una primera etapa, al paciente se le destruyen las células enfermas mediante tratamientos que combinan quimioterapia y/o radioterapia. A continuación, se infunden al paciente las células extraídas del donante. Finalmente, en un plazo relativamente corto, las células madres donadas reemplazan a las células madres enfermas y comienzan a producir células sanguíneas propias. Desde 1997 se realizan en Argentina trasplantes de CPH con donante no emparentado, por lo que existen equipos médicos altamente capacitados para llevar adelante esta práctica. Las obras sociales y sistema de medicina prepaga cubren las costos del trasplante. Los pacientes sin cobertura cuentan con subsidios provinciales o nacionales del Sistema de Salud y Desarrollo Social.

¿Quiénes pueden ser donantes de CPH?


Toda persona de 18 a 55 años de edad, en buen estado de salud y más de 50 kg. puede ser donante de células. El donante no debe poseer antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas o infectocontagiosas y debe estar en condiciones de donar sangre.

 

¿Qué hay que hacer para incorporarse al Registro como donante?


Para concretar la inscripción hay que firmar el consentimiento informado, formulario de autorización donde la persona reconoce por escrito que ha leído y comprendido la información suministrada, que pudo efectuar todo tipo de preguntas y que recibió las respuestas adecuadas a sus preguntas sobre la donación y el trasplante de CPH. Al mismo tiempo, se debe llenar un formulario de inscripción, una ficha médica y autorizar la extracción de sangre para realizar los estudios serológicos y de marcadores genéticos ABO-HLA. Luego se dona una unidad de sangre de donde se toma la muestra para realizar el análisis del código genético del donante que permitirá evaluar la compatibilidad con los posibles receptores. Los datos del código genético se ingresan a la base de datos informatizada del Registro Nacional y a la red internacional. La inscripción como donante voluntario de CPH implica ponerse a disposición en las búsquedas.

¿Cómo se conoce la compatibilidad del código genético?


Las CPH se donan en vida y su extracción se concreta sólo cuando alguien es 100% compatible con el código genético del paciente que lo necesita. Para conocer la compatibilidad entre el paciente y el donante se utiliza el sistema mayor de histocompatibilidad, genes que conforman el sistema HLA (Antígenos Leucocitarios Humanos) de gran importancia para el trasplante de CPH. Las poblaciones poseen importantes variaciones genéticas y eso hace difícil encontrar al donante compatible para un paciente determinado. Por este motivo se requieren registros que agrupen a miles de donantes ampliando las posibilidades de éxito en cada búsqueda.

 

¿Cuál es la importancia de tener un gran número de donantes registrados?


Para un paciente que necesita un trasplante de CPH, los hermanos son los mejores donantes, debido a las características hereditarias. Sin embargo, sólo el 25% o el 30% de los pacientes tienen un donante compatible en su grupo familiar, por eso es importante contar con registros de donantes con muchos donantes registrados. Cuántos más donantes inscriptos existen, y más variadas son sus identidades genéticas, mayores son las posibilidades de los pacientes de encontrar una respuesta adecuada a la necesidad de trasplante.

 

¿Se puede cambiar de decisión una vez que se está inscripto en el Registro?


Todo donante voluntario de CPH puede cambiar su decisión cuando lo desee, sólo debe comunicarse con el Registro para remover su inscripción.

¿Existe lista de espera para trasplante de CPH?
No existe lista de espera para trasplante de CPH. Por el tipo de enfermedad, los pacientes con indicación de trasplante de CPH no pueden esperar. Existe un momento y estado clínico preciso para la realización del trasplante, transcurrido este período las posibilidades de éxito del tratamiento se reducen. Cuando un paciente tiene indicación de trasplante alogénico y necesita un donante no emparentado, se realiza una búsqueda internacional. Si el resultado de la búsqueda es nulo, no hay posibilidad de trasplante y por tanto se debe recurrir a otro tipo de tratamiento médico.

 

¿Queda registrada la voluntad de donar CPH al manifestar la voluntad de donar órganos.

Al manifestar la voluntad de donar órganos no queda registrada la voluntad de donar células. Son dos trámites distintos en función de su naturaleza diversa. El INCUCAI registra la voluntad personal respecto a la donación de órganos (a favor o en oposición) en caso de fallecimiento. El Registro, por otra parte, lleva a cabo la inscripción de donantes voluntarios de médula ósea, que requiere la extracción de una muestra de sangre para una posible donación futura que se realiza en vida.

¿Puede ser donante una mujer embarazada?


Una mujer embarazada no puede ser donante de CPH. Al quedar embarazada, una mujer inscripta en el Registro debe comunicarlo y se suspende su inscripción por un año. Sin embargo, sí puede donar la sangre del cordón umbilical en el momento del parto.

 

¿Cómo se dona la sangre de cordón umbilical?


Para donar la sangre del cordón umbilical deberá contactarse con el Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical que funciona en el Hospital Garrahan
El teléfono para consultas donde debe dejar su mensaje es (+54-11) 4122-6009. Para comunicarse por correo electrónico la dirección es This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Para saber más sobre la donación de sangre de cordón umbilical se puede consultar la página web http://www.garrahan.gov.ar/banco-publico-sangre-de-cordon-u…

 

¿Puede donar CPH una persona que tuvo hepatitis A?


Si la hepatitis A se contrajo antes de los 10 años, se puede donar sangre y registrarse como donante de CPH. Si la hepatitis fue después de esa edad y se tiene constancia de que fue hepatitis A, es conveniente que antes de donar sangre lo consulte con el Centro de Donantes para que evaluar la situación particular. No podrá ser donante ninguna persona que haya contraído hepatitis B o C.

 

¿Y una persona con problemas de tiroides puede ser donante?


Lo más conveniente es que consulte en el Centro de Donantes donde desea inscribirse, dado que la aceptación depende de la dosis de medicación que se toma y el origen de la enfermedad. Pueden donar aquellas personas que padecen hipotiroidismo por un desorden hormonal. No pueden donar aquellos que tienen problemas de tiroides de origen inmunológico.

 

¿Cómo se extraen las CPH del donante?


Existen dos métodos de extracción de células para donación: por punción de médula ósea o por aféresis, obteniendo las células de la sangre circulante. Por punción, el proceso dura alrededor de dos horas y se lleva a cabo en la sala de operaciones de un centro asistencial bajo anestesia. Las CPH se obtienen en este caso mediante punciones en las crestas iliacas (hueso de la cadera). La donación por aféresis consiste en estimular la salida de células de la médula ósea a través de vacunas para que circulen por la sangre. En esta práctica la sangre se extrae de la vena de un brazo mediante una técnica que se llama aféresis, por lo que no se requiere la internación del donante.

 

¿Quién elige el método de extracción?


El donante es quien elige el método por el cual desea realizar la donación. Dicha decisión será acompañada por el equipo médico que tenga a cargo la extracción de las CPH. Para la persona que recibe las células, es indistinto qué método se utiliza, ya que de ambas maneras se obtiene lo mismo, CPH. Con ambos métodos, las células donadas se regeneran rápidamente, por lo que si un familiar necesitara su donación podría donar nuevamente sin inconvenientes físicos


.
¿Cuántas veces se puede donar?

Es muy difícil que una persona resulte compatible con otra, por lo tanto donar varias veces es casi una ilusión. De todos modos, al año de la primera donación, se consultará a la persona si quiere activarse nuevamente en el Registro como donante. A través del Registro se podrá donar una vez por cada método de extracción y debe pasar un año entre cada extracción. Es válido aclarar que, en el caso de la donación por sangre periférica, el procedimiento se puede tener que repetir, a los 5 o 6 días de aplicadas las vacunas, dado que la cantidad de células de una persona es directamente proporcional a su peso. Si el receptor es más pesado que el donante habrá que repetir el procedimiento para completar la cantidad de células necesarias para el trasplante.

La fecha fue elegida porque el 09 de noviembre de 1914 el médico argentino Luis Agote realizó en nuestro país la primera transfusión de sangre citratada en el mundo.

El doctor Luis Agote (1868-1954), médico e investigador argentino creador de la técnica de transfusión de sangre mediante citrato de sodio -de fundamental importancia terapéutica, ya que evita la coagulación de la sangre- realizó la primera transfusión con este método el 9 de noviembre de 1914 en el hospital Rawson de la ciudad de Buenos Aires.

La ley Nº 25.936 del 8/9/2004 dispone la celebración de este día en el aniversario de aquel evento, invitando a incorporarlo en el calendario escolar como una jornada de reflexión sobre el tema. El propósito es promover la donación de sangre como práctica habitual, voluntaria, solidaria y anónima, y fomentar estilos de vida saludables entre los donantes habituales, condiciones esenciales para garantizar sangre segura. Se trata de incrementar el número de donaciones motivando a quienes ya las han realizado a convertirse en donantes regulares y concienciando a toda la población acerca de los beneficios que se obtienen con este acto altruista de “regalar vida”.